Thursday, October 23, 2008

XXXIII

Tenia tan sucias las uñas que no se veían los dedos recorriendo toda su geografía y ella acabó como nunca en su vida. Gritó como nunca, gozó de todo lo prohibido - no era descubrir sino confirmar algo que nunca podrás sentir o jugaba a lo mas difícil porque solo así podía demostrar(se) a uno mismo que no queda mas que viento era lo que necesitaba largar en ese momento es valido solo con decidirlo. Decidí decidir, de nuevo, insisto, ¡esto no soy yo! ¿no? No, basta de darle la razón a la gente que sabés que no la tiene, no haces mas que alimentar egos putrefactos, luego polvo y cenizas. Flotando en la esfera eternamente unidos. Así lo soñaba ella, él solo quería un viaje de ida, que se yo cuando. Abolir el tiempo no sé si sirve. Erase una vez un circulo sin radio que te calles porque me da vergüenza si hablas amarte puede ser difícil pero en realidad no me cuesta un choto verde o azul. Te amo. No puedo dejar de nuevo? Si todo ya era obvio, ya estaba dicho, ¿para que?

2 comments:

srita. limon said...

gozó de todo lo prohibido - no era descubrir sino confirmar algo que nunca podrás sentir o jugaba a lo mas difícil porque solo así podía demostrar(se) a si mismo que no queda mas que viento

Isil said...

Viaje de ida y con jugo berreta de micro, ñaaaamy!